Nunca vieron la luz: Invasión, de Dark Horse

“Alto ahí”, dirá alguno. “¿Te refieres al cómic sobre la invasión yuuzhan vong de Dark Horse Comics?”

Sí, me refiero al cómic sobre la invasión yuuzhan vong de Dark Horse Comics.

“Ah, a mí no me engañas. Ese cómic sí que vio la luz. Diecieséis números, publicados entre 2009 y 2011. Escrito por Tom Taylor, de Lazos de sangre, y dibujado por Colin Wilson, de Rebelión: Pequeñas victorias. ¿En tu primera entrada de Nunca vieron la luz en el blog vas a empezar haciendo trampa?”

No, no, aquí no hay ninguna trampa. Igual que las obras en la decena de Nunca vieron la luz que hemos hecho en la versión revista del Comlink, éste está dedicado exclusivamente a una obra que nunca vio la luz. Es un cómic, es de Dark Horse, y trata sobre la invasión yuuzhan vong, pero no es el Invasión de 2009.

La Nueva República 9 - Consejo Sangriento 163

En 1998, Dark Horse Comics empezaba a publicar la secuela de su popular miniserie Imperio carmesí, titulada Consejo sangriento. Una historia ambientada una década después de la Trilogía Original, en la que el guardia imperial Kir Kanos está realizando una venganza al más puro estilo Conde de Montecristo sobre los traidores a quienes culpa por la muerte del Emperador. En esta miniserie, Kanos va a por el Círculo Imperial Regente, un puñado de aristócratas que se mantienen en el poder. Lo cierto es que Kanos lo tiene fácil, porque los miembros del Círculo están bastante ocupados conspirando y asesinándose los unos a los otros.

Uno de los miembros del Círculo Imperial Regente es Xandel Carivus, un burócrata ambicioso, desleal, astuto y de falso aspecto incompetente. Tras asesinar a su predecesor, Burr Nolyds, Carivus tuvo su breve momento de gloria como último Emperador en la sucesión tras la muerte de Palpatine (hasta que Jagged Fel retomara el título décadas después, pero esa es otra historia). El caso es que las tramas del breve Emperador Xandel Carivus deben gran parte de su éxito a la ayuda de una misteriosa figura encapuchada que responde al nombre de Nom Anor, habla de forma sibilina y que tiene a su vez superiores cuya naturaleza e intenciones son totalmente desconocidas para el bueno de Carivus.

Desconocidas para Carivus, pero no para Dark Horse, donde sabían que Nom Anor era sólo la avanzadilla de una gran invasión extragaláctica que azotaría la galaxia.

La Nueva República 9 - Consejo Sangriento 082

Dark Horse Comics estaba planeando un Imperio carmesí III en el que Kir Kanos trataría de llevar a cabo la última parte de su venganza, asesinar a Luke Skywalker. El cómic también mostraría el regreso de Nom Anor y sería el prólogo a una larga sucesión de miniseries que duraría años (tanto en el universo de Star Wars como en la publicación en el Mundo Real) e iría contando esa invasión de escala galáctica. Sabemos que Dark Horse tenía planeada una miniserie titulada El vector del odio que podría haber sido el inicio de esta invasión.

Lo cierto es que no sabemos demasiado de cómo iban a ser originalmente esos invasores extragalácticos. Sabemos que en principio no iban a ser humanoides, pero que Lucasfilm quiso que lo fueran. También sabemos que Randy Stradley (aún guionista y editor, aunque pronto ascendería) estaba jugando con la idea de que los invasores tuvieran alguna clase de arma de filo especial que les permitiera batirse en duelo con Skywalker y sus nuevos Jedi.

Stradley y el resto de Dark Horse se reunieron con Lucasfilm hacia 1999 para presentar su boceto completo de las tramas que conformarían la invasión. En la reunión estaban también los editores de Del Rey, la rama de prosa de Star Wars, que recién se había hecho con la licencia de Star Wars y Lucasfilm quería que cómics y libros colaborasen, como lo habían hecho ya con Sombras del Imperio. Desgraciadamente, en la reunión las cosas se torcieron.

Al mismo tiempo que Dark Horse publicaba Imperio carmesí II: Consejo sangriento, la anterior editorial con licencia de libros de Star Wars, Bantam, publicaba una de sus últimas novelas, Visión del futuro, de Timothy Zahn. Ésta no sólo cerraba la llamada Duología de la Mano de Thrawn, iniciada en Fantasma del pasado, sino que daba un buen desenlace a numerosas tramas que habían abarcado todos los 90, desde la Trilogía Thrawn (también de Zahn), como el papel de Mara Jade en la vida de Luke Skywalker, o la verdadera naturaleza de los planes del gran almirante Thrawn.

Pero además de cerrar tramas, el genial Timothy Zahn también se dedicó a abrir unas pocas; posibles hilos desde los que crear nuevas historias en el futuro. Uno de esos hilos era la justificación de las acciones de Thrawn queriendo crear un Imperio poderoso capaz de resistir una misteriosa amenaza a la galaxia, que Thrawn había encontrado en las Regiones Desconocidas. Esto, claro, era totalmente creación de Zahn y no tenía nada que ver con lo que estaban haciendo en Dark Horse.

Al margen de Visión del futuro, los rumores dicen que en los años previos, éste o aquel escritor ya había empezado a vislumbrar una historia de una invasión extragaláctica que se contaría en una saga de novelas más larga que una trilogía, pero la mayoría de estos rumores han sido desmentidos desde Del Rey.

Lo que sí que parece ser cierto, según The Essential Reader’s Companion, es que en Lucasfilm  sí que tenían en 1998 un borrador de una saga de novelas que contasen una invasión galáctica, y que estaba totalmente al margen de los planes de Dark Horse.

La historia estaría protagonizada por los tres hermanos Solo, jóvenes Jedi enviados por su tío Luke en una misión en las lindes de la galaxia. Allí encontrarían a una espía de los futuros invasores galácticos, alienígenas usuarios del lado oscuro de la Fuerza que temían el resurgir de los Jedi. La espía intentaría hacer sucumbir a Anakin al reverso tenebroso, pero se enamoraría de él y se redimiría. Pero no había final feliz, pues Jacen y Jaina acababan matando a Anakin.

En fin, llegamos, otra vez, a 1999. En Lucasfilm se encuentran con estas tres grandes ideas procedentes de tres fuentes muy distintas. Desde Dark Horse, una gran saga que contase la invasión de aliens extragalácticos capaces de enfrentarse a los Jedi. Desde Bantam, una continuación a las novelas existentes en la forma de la amenaza que temía Thrawn. Y desde Del Rey, una historia trágica protagonizada por los hermanos Solo, y su enfrentamiento con unos alienígenas del lado oscuro.

En Lucasfilm vieron lo que estas historias tenían en común y decidieron juntarlas en una única gran historia sobre una invasión. Pero no del modo que ninguna de ellas se había planeado al principio. Se eliminarían los aliens del lado oscuro de Del Rey, pues George Lucas no quería que una sociedad de usuarios del lado oscuro fuese posible. Bantam estaba fuera, claro, porque su licencia había cambiado de manos. Y Dark Horse se encontró en un segundo plano, donde su gran saga se iba a contar principalmente en novelas, y los cómics serían sólo un apoyo.

En otros casos, concluiría el artículo aquí. El último párrafo diría algo como: “A partir de entonces, con la historia en manos de Del Rey, la saga de la invasión de Dark Horse fue cambiando hasta quedar irreconocible, más allá de los grandes trazos y el uso de Nom Anor. Hoy tenemos las 19 novelas de La Nueva Orden Jedi, pero la Invasión original nunca vio la luz.”

Sin embargo, hay más. Esta historia jamás contada, o, mejor dicho, su cancelación, tuvo un efecto en el Universo Expandido mucho mayor que cualquier otra obra cancelada.

Del Rey publicó la primera novela de la invasión yuuzhan vong en 1999, Vector Prime (¿algo que ver con El vector del odio?) de R.A. Salvatore. Siguió publicando novelas contando los cuatro años de guerra, además de multitud de relatos y otro material, hasta 2003. Es una de las sagas del Universo Expandido más conocidas, y con razón.

Dark Horse empezó a publicar a finales de 1999 la miniserie Unión, que se situaba después de Visión del futuro y contaba la boda de Luke y Mara. Después, en 2000, publicó la excelente Chewbacca, una emotiva recopilación de cómics cortos situados en distintos puntos de la vida de Chewie, hasta su muerte en Vector Prime. Pero tras este cómic Dark Horse dejó de publicar historias ambientadas en la Era de la Nueva República.

Academia Jedi 3 - Chewbacca 153

Esto en un primer vistazo puede no parecer gran cosa… Pero es algo que condicionó totalmente la década siguiente. Mientras Del Rey, incluso después de esta saga, seguía avanzando la historia de Luke, Han y Leia y sus hijos, avanzando año tras año en la línea temporal; y con novelas de las precuelas y los tiempos oscuros como algo casi secundario… Dark Horse se centró exclusivamente en la época de las seis películas, especialmente las precuelas, en absolutamente todos sus cómics entre 2000 y 2006.

No es difícil -y desde Dark Horse nunca lo han negado- relacionar ambos eventos. Lucasfilm había cogido esa gran épica que estaban preparando y se la había dado a Del Rey. No es que fuese injusto, pues así son las licencias y los contratos, pero creo que es totalmente comprensible que en Dark Horse decidiesen dejar que Del Rey se encargase de esa era, y ocuparse ellos de otros asuntos, en vez de aportar nimiedades a una historia que ya se había transformado en algo distinto de lo que habían planeado.

Afortunadamente, en 2006 esto empezó a cambiar. En ese año, Dark Horse decidió que mientras dos de sus series regulares se quedaban en la época de las trilogías (Tiempos oscurosRebelión), las otras dos iban a expandir el universo como bien merece el UE y llevarnos a los extremos. Una de ellas fue Caballeros de la Antigua República, ambientada en la época del videojuego del mismo nombre, pero también de los antiguos cómics de Relatos de los Jedi. La otra… Legado, situada 130 años después de las trilogías. ¡Dark Horse volvía al futuro! Y aunque Legado se situaba bien lejos de las novelas, sin estorbarse mutuamente, hacía numerosas referencias a éstas, incluso a los yuuzhan vong, que juegan un papel relevante en la serie.

En 2009, finalmente, tras una década de impacto por aquella decisión de Lucasfilm, Dark Horse decidió publicar un cómic ambientado en la época de los yuuzhan vong, Invasión. No tenía nada que ver con aquella historia de tanto tiempo atrás, sino que era una nueva aventura contada en la misma época en la que estaba sucediendo la invasión de las novelas. Pero tenía todo lo que los fans podíamos pedir: Luke Skywalker en acción, los hermanos Solo al fin en cómic, el impacto visual de los yuuzhan vong, unos personajes nuevos e interesantes, eventos sacados directamente de las novelas… Excelente. Invasión se canceló en 2011 bajo circunstancias que aún no conocemos del todo, pero con sus tres volúmenes sigue siendo una de mis series favoritas.

En 2011, por cierto, se publicó Imperio carmesí III: Imperio perdido, con el asunto pendiente entre Kir Kanos y Luke Skywalker. Es, en mi opinión, uno de los peores cómics de Star Wars jamás publicados. Lo menciono porque aunque no es el preludio a una macrosaga que hubiera sido en 1999, sí que contó con nuevas apariciones de Nom Anor y pequeños lazos con las novelas.

La colaboración entre Dark Horse y Del Rey no hizo sino aumentar desde Invasión hasta el final de Leyendas. Caballero andanteEl amanecer de los Jedi y La tribu perdida de los Sith son tres ejemplos de ello.

Así que, después de todo, este artículo termina en luz positiva. Jamás veremos esa historia que nunca vio la luz y muchos de cuyos detalles se han perdido en las nieblas del tiempo. Pero sabemos que muchos otros detalles han sobrevivido aquí y allá y nos han traído algunas obras excepcionales al Universo Expandido.


Beleko  beleko

Mi especialidad es el Universo Expandido original, ahora conocido como Leyendas. Quiero ayudar a los fans a conocerlo, explorarlo y disfrutarlo. Ex director de la Droid Factory y ex moderador de Universo Star Wars.

Anuncios

3 comentarios en “Nunca vieron la luz: Invasión, de Dark Horse

  1. Pingback: Thrawn | Comlink

  2. Muy interesante este repaso de las licencias de SW durante la época de las precuelas. Siempre he pensado que Dark Horse fue ninguneada varias veces en favor de Del Rey, es una pena que por ejemplo cancelaran Invasión cuando podrían haber hecho grandes cosas.

    En mi opinión, la serie de la Nueva Orden Jedi la podrían haber tratado de otra forma, con menos novelas y con una participación conjunta con Dark Horse.

    Otra tema que habría que tratar es la serie Sword of the Jedi.. que tristeza de cancelación.

    Me gusta

    • ¡Gracias por la opinión, Álvaro! A mí también me parece a veces que se elegía contar cosas más importantes en novelas que en cómics, sobre todo en lo que a los Héroes de Yavin respecta. Pero por otra parte, eso hizo que los cómics contasen historias de personajes nuevos con más espacio para crecer y desarrollarse. Ulic Qel-Droma, Quinlan Vos, Zayne Carrick, Cade Skywalker, Dass Jennir, Janek Sunber, Deena Shan…

      Descuida, tengo Sword of the Jedi apuntada para entradas futuras. Pero desde que empecé la serie en la revista (a ver si traslado los artículos al blog algún día, para poder recopilarlos todos), los estoy haciendo cronológicamente, así que Sword of the Jedi será una de las últimas entradas en la serie.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s