Top Ten: cuando Star Wars se cruzó con Japón

Por Trilogy

La relación entre Star Wars y Japón es tan evidente como recíproca. Las películas ideadas por George Lucas le deben mucho a la estética y filosofía oriental, al mismo tiempo que muchos productos japoneses se han visto influenciados por el éxito de la saga. En esta ocasión repasaremos diez momentos que evidencian ese contacto permanente.

vader japo

1- Influencia samurai

El aspecto siniestro y oscuro de Darth Vader, el personaje más icónico de la saga, mucho le debe al Japón feudal. También su antítesis, la Orden Jedi, poseía muchos puntos de contacto con el bushido, el código de honor samurai o “el camino del guerrero”. Este decálogo moral posee, entre otros principios o virtudes, el de la justicia, benevolencia, respeto, cortesía y honor. La idea de un código de estas características, por otra parte, es algo muy presente en el universo expandido Legends. Habrá que ver si en el nuevo canon se desarrolla este aspecto.

jedis japo

Pero, volviendo a Vader, las similitudes en su aspecto y el de los antiguos guerreros japoneses simplemente salta a la vista. Se sabe que Lucas se había inspirado en muchos elementos nipones para darle identidad a su franquicia. La forma del casco de Vader, su porte, así como el tratamiento estético de la Reina Amidala y los jedi de las precuelas, fueron elementos tomados directamente de la influencia japonesa.

Sigue leyendo

Una Nueva Esperanza: 39 años

LUCASFILM-01

Por Trilogy.

Comenzaremos este artículo como una historia de los míticos libros Elige tu Propia Aventura, hablando en segunda persona del singular. Eres un muchacho estadounidense que ha empezado a transitar, ya no de la mano de mamá, el alocado mundo de la primera mitad de los años 70. Tu cabeza vuela con una serie de sucesos que, a nivel mundial, están cambiando radicalmente la forma en que la Humanidad se ve a sí misma y al mundo. Qué digo el mundo: la galaxia. La década pasada se despidió nada menos que con la llegada del hombre a la luna y, desde ese momento, nada ha sido igual. La cultura popular sufre una suerte de refundación con una juventud inspirada por movimientos estudiantiles, luchas políticas y escándalos como Watergate, que ponen en tela de juicio la representación de los sistemas tradicionales.

1970s-Collage

De hecho, todas las tradiciones son cuestionadas. Desde el cine, sin ir más lejos, surgen una serie de voces de denuncia y los jóvenes parecen tomar por asalto las sillas de dirección. Las nuevas generaciones de realizadores, con Francis Ford Coppola a la cabeza, vienen para dejar huella. Hollywood mismo está mutando, pero hacia el camino de las megacorporaciones. De pronto, los viejos estudios que habían sido el hogar de los clásicos en la edad de oro, pasan a estar dirigidos por oficinas de marketing que no tardan en ver a esos nuevos jóvenes como un público al que se le debe prestar especial atención.

Sin embargo, el mayor evento cinematográfico de la década llegaría recién hacia la segunda mitad, en 1977, y no como resultado del cuidadoso cálculo de un hombre de negocios -al menos no de uno típico-, sino tras el arduo trabajo de un peculiar equipo compuesto por estudiantes y artesanos de la ficción.

Sigue leyendo