Hace mucho tiempo… XX

Hace 30 años…

… finalizaba la publicación de Marvel Star Wars.

De entre todos los Clásicos, la serie regular de Marvel es la más reconocible, duradera y recordada. Su número 1, adaptación del principio del Episodio IV, fue el primer cómic de Star Wars jamás publicado, y el más reeditado. Su nº 7 fue la primera publicación del Universo Expandido propiamente dicho (junto al nº 1 de la revista Pizzazz, del mismo mes). Durante años fue una de las cabeceras principales de Marvel, salvando a la Casa de las Ideas de la bancarrota. Con el nº 45 empezó a narrar historias después del Episodio V — en mi opinión, el auge en la calidad y continuidad de estas historias. En el nº 81, atrás queda el Episodio VI y empiezan las aventuras totalmente nuevas de los Héroes de Yavin.

Sigue leyendo

Anuncios

Cómics 101: Lobezna

Por Gasconjedi95

ATENCIÓN: Este artículo contiene algunos spoilers relacionados con la trama del cómic que ocupa esta review.

En esta ocasión me cuelo en la sección de Cómics 101 para hablar de una obra que acaba de publicarse en España y viene con un toque español muy, muy interesante. Os estoy hablando de la nueva serie Lobezna (All-new Wolverine), con guion de Tom Taylor (Injustice: God Among Us, Star Wars: Blood Ties, Superior Iron Man) y dibujo de David Lopez (Captain Marvel, Nova, Wonder Woman) y David Navarrot.

extractimg

Tras los eventos que pudimos leer en Secret Wars, el último macro-evento de La Casa de las Ideas, todo el universo de Marvel ha cambiado, para bien o para mal, y eso ha dado lugar a una colección de nuevas series que no están dejando indiferente a nadie. Entre todas ellas, se cuela Lobezna, una fantástica historia de aventuras y acción al más puro estilo Marvel. En este caso, la review hace referencia al primer arco argumental de la serie que se compone de un total de seis números: Cuatro Hermanas. Si bien no es un argumento complejo, ni una historia impresionante, cumple perfectamente con su papel de entretener, y lo hace muy bien.

Sigue leyendo

Hace mucho tiempo… XIX

Hace 30 años…

… Ewoks y Droids alcanzaban el auge antes de la caída.

Era 1986 y Star Wars, por primera vez en su historia, flaqueaba. No había películas a la vista, no se habían publicado novelas en tres años, la era de los videojuegos arcade llegaba a su final, el cómic de Marvel tenía los días contados, y las tiras periódicas habían finalizado en 1984. Pero justo antes de lo que sería el mayor vacío de la historia Star Wars desde 1977, dos títulos dominaron 1985 y 1986.

Con el futuro de la saga incierto tras el Episodio VI, George Lucas decidió orientar su nuevo producto a un público infantil en forma de serie animada, inspirado por la secuencia animada del infame Holiday Special. Además, no queriendo tocar ningún personaje que pudiera ser relevante en unas posibles Precuelas o Secuelas, eligió como protagonistas a personajes de poca importancia en sus planes: Wicket, Teebo y el resto de su tribu para Ewoks; y R2-D2, C-3PO y un montón de personajes nuevos para Droids. Entre ambas series suman más de 20 horas que la mayoría de fans de Star Wars desconoce.

Hace 30 años, en junio de 1986, Ewoks se encontraba en medio de una segunda temporada; y Droids publicaba un episodio especial extra largo que sería el último y más recordado, The Great Heep. Por si fuera poco, entre todo el merchandising y coleccionismo que estaban ocasionando, Marvel publicó en 1986 sendas series de cómics, un total de 25 historias que incluían desde contar Una nueva esperanza bajo el punto de vista de los droides, hasta una paradoja temporal que llevaba a R2 y 3PO al Endor pre-Episodio VI de Ewoks.

Sigue leyendo

Una Nueva Esperanza: 39 años

LUCASFILM-01

Por Trilogy.

Comenzaremos este artículo como una historia de los míticos libros Elige tu Propia Aventura, hablando en segunda persona del singular. Eres un muchacho estadounidense que ha empezado a transitar, ya no de la mano de mamá, el alocado mundo de la primera mitad de los años 70. Tu cabeza vuela con una serie de sucesos que, a nivel mundial, están cambiando radicalmente la forma en que la Humanidad se ve a sí misma y al mundo. Qué digo el mundo: la galaxia. La década pasada se despidió nada menos que con la llegada del hombre a la luna y, desde ese momento, nada ha sido igual. La cultura popular sufre una suerte de refundación con una juventud inspirada por movimientos estudiantiles, luchas políticas y escándalos como Watergate, que ponen en tela de juicio la representación de los sistemas tradicionales.

1970s-Collage

De hecho, todas las tradiciones son cuestionadas. Desde el cine, sin ir más lejos, surgen una serie de voces de denuncia y los jóvenes parecen tomar por asalto las sillas de dirección. Las nuevas generaciones de realizadores, con Francis Ford Coppola a la cabeza, vienen para dejar huella. Hollywood mismo está mutando, pero hacia el camino de las megacorporaciones. De pronto, los viejos estudios que habían sido el hogar de los clásicos en la edad de oro, pasan a estar dirigidos por oficinas de marketing que no tardan en ver a esos nuevos jóvenes como un público al que se le debe prestar especial atención.

Sin embargo, el mayor evento cinematográfico de la década llegaría recién hacia la segunda mitad, en 1977, y no como resultado del cuidadoso cálculo de un hombre de negocios -al menos no de uno típico-, sino tras el arduo trabajo de un peculiar equipo compuesto por estudiantes y artesanos de la ficción.

Sigue leyendo