Hace mucho tiempo… XIX

Hace 30 años…

… Ewoks y Droids alcanzaban el auge antes de la caída.

Era 1986 y Star Wars, por primera vez en su historia, flaqueaba. No había películas a la vista, no se habían publicado novelas en tres años, la era de los videojuegos arcade llegaba a su final, el cómic de Marvel tenía los días contados, y las tiras periódicas habían finalizado en 1984. Pero justo antes de lo que sería el mayor vacío de la historia Star Wars desde 1977, dos títulos dominaron 1985 y 1986.

Con el futuro de la saga incierto tras el Episodio VI, George Lucas decidió orientar su nuevo producto a un público infantil en forma de serie animada, inspirado por la secuencia animada del infame Holiday Special. Además, no queriendo tocar ningún personaje que pudiera ser relevante en unas posibles Precuelas o Secuelas, eligió como protagonistas a personajes de poca importancia en sus planes: Wicket, Teebo y el resto de su tribu para Ewoks; y R2-D2, C-3PO y un montón de personajes nuevos para Droids. Entre ambas series suman más de 20 horas que la mayoría de fans de Star Wars desconoce.

Hace 30 años, en junio de 1986, Ewoks se encontraba en medio de una segunda temporada; y Droids publicaba un episodio especial extra largo que sería el último y más recordado, The Great Heep. Por si fuera poco, entre todo el merchandising y coleccionismo que estaban ocasionando, Marvel publicó en 1986 sendas series de cómics, un total de 25 historias que incluían desde contar Una nueva esperanza bajo el punto de vista de los droides, hasta una paradoja temporal que llevaba a R2 y 3PO al Endor pre-Episodio VI de Ewoks.

Sigue leyendo

Anuncios